Serie En tiempos de artificio

Las carencias humanas y la perfección ilusoria, como paradoja que se construye desde dos lados de una misma cuestión: la necesidad del hombre en su cotidianidad de vestir la penuria con una belleza que cree cierta y que resulta tan ambigüa como el propio gusto. ¿Cuáles son los límites del mal gusto? Lo que en la historia del arte es visto como mal gusto, es para muchos lo sublime, una forma suprema de placer encarnada en la decoración. El planteamiento paradojal se auxilia de la supremacía de lo bidimensional, la marcada disparidad entre cotidianidad y belleza, entre el kitsch y la austeridad formal. La visualidad en función de la divergencia de sentidos, expresión de la carencia y el anhelo; la precariedad y el espejismo, han de constituirse en una brecha para pensar y sentir nuestra actualidad.