Serie Escenas

Como adolescentes, descubrimos que cuanto más queremos decir la verdad, más mienten nuestras palabras. Pero al madurar, debemos aceptar el humilde proceso de la interpretación, porque actuar es lo único que podemos hacer. Actuar es lo más cercano que tenemos a la verdad.

Vivir bien significa actuar bien. Cada momento de nuestra vida es una pequeña representación teatral. Incluso nuestros momentos más íntimos tiene un público de al menos una persona: nosotros mismos.

La realidad es teatral, en el mejor sentido de la palabra.